El ayuno en Ramadán

El ayuno en el Islam es una forma de adoración a Allah por medio de la abstención de la comida y la bebida, como también de las relaciones sexuales y otras acciones que anulan el ayuno, desde el comienzo del alba, hasta la puesta del Sol, cuando se llama a la oración (salat) del Mágrib.

El mes de Ramadán es el noveno mes lunar con el cual se rige el calendario islámico, siendo el mejor de los meses del año; por ello Allah lo ha hecho especial otorgándole muchas virtudes a diferencia de los otros meses. Este mes fue el elegido por Allah para revelar el más grandioso de Sus libros: el Corán. Tal y como afirma el Altísimo: “En el mes de Ramadán fue revelado el Corán como guía para la humanidad y evidencia de la guía y el criterio” (Corán 2:185).

Allah ha preparado este tiempo para adorarlo, obedecerle y abandonar las malas costumbres, tal y como afirma Su Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Cuando comienza Ramadán se abren las puertas del Paraíso y se cierran las puertas del Infierno, y el demonio es atado con cadenas” (Al Bujari, 3103; Muslim, 1079).

En Ramadán, el musulmán devoto encuentra la purificación, el perdón de Dios, por las faltas cometidas. Así lo confirmó el profeta cuando dijo: “A quien se levanta en adoración durante Ramadán con fe y devoción, Allah le perdonará sus faltas anteriores” (Al Bujari, 1910; Muslim, 759). Este favor hacia el creyente solo es posible durante este período y es común que en sociedades musulmanas todo esté orientado a ello.

Además, en este mes se encuentra la más grandiosa de las noches del año: la Noche de la Predestinación (Láilatu Al Qadr), en la cual, como nos lo indica Allah en Su libro, si se realizan buenas acciones ellas son mejores que si se realizaran en otras ocasiones. Dijo Allah “[Adorar a Allah] La Noche de la Predestinación es mejor que mil meses” (Corán 97:3). A quien en esta noche realiza actos de adoración con fe y devoción, Allah le perdonará sus faltas pasadas. Esta noche es una de las diez últimas noches de Ramadán, y nadie conoce con precisión cuál de ellas es.

Resulta interesante dos de los significados de la palabra ramadán en la lengua árabe. Esta palabra deriva del infinitivo “ramda”. “Ramad” es aquello que se calienta debido al calor intenso y al suelo que se calienta de tal manera que se llama “ramda”. Así que Ramadán denota “quemar”; “quemar debido a caminar descalzo sobre un suelo quemado”. La razón por la que este mes sagrado se llama “Ramadán” es debido a su quema de los pecados. En Ramadán, el ayunante soporta el calor debido al hambre y la sed y el calor del ayuno quema los pecados. (Elmalılı Hamdi Yazır). Ramadán también deriva del infinitivo “Ramadiyu”, que significa la “lluvia” que se ve al final del verano, al principio del otoño y limpia la tierra del polvo. Como la lluvia que lava la superficie de la tierra, el mes sagrado Ramadán lava a los creyentes de los pecados y limpia sus corazones. (Elmalılı Hamdi Yazır)

Loading...